Construccion de cimentaciones

235235

One Comment

Leave a Reply
  1. El tutorial de este tema
    Vamos a ver cimentaciones, a lo que ya hemos visto que es la parte de zanjeo,
    profundidad de cimientos y repaso de escuadras, ahora lo que sigue la colocación del hierro
    y su posterior colado con hormigón. Ahí vemos la zanja hecha y la colocación
    del hierro, que siempre es bueno poner hierro de diez milímetros y estribos, que son estos
    que vemos aquí de seis milímetros. Hierro de construcción, no liso y perfectamente
    atados todos los estribos en todas las puntas. Ahí vemos, todo atado, con alambre, por supuesto.
    Y ahí vemos la línea del hilo, perfecta. El hilo guía que nos sirve para realizar
    la cimentación. Todas las puntas atadas y hay algo muy importante
    con el hierro que es que tenes que verificar, que se mantenga aislado de la tierra, no puede
    tocar la tierra. Por una sencilla razón: si el hierro toca
    la tierra, la tierra le va a transmitir humedad, con lo cual, a lo largo de los años se va
    a oxidar y va a hacer estallar el hormigón y va a empezar a perder calidad la cimentación.
    El hierro tiene que quedar embebido en hormigón y no puede estar tocando la tierra, con lo
    cual, hay que separarlo un mínimo de cuatro centímetros.
    Aquí vemos a los muchachos echando cemento en la máquina, cada máquina aproximadamente
    lleva dos baldes de cemento, 6 baldes de arena y seis baldes de piedra, en una máquina como
    esta, no? Ahí vemos ya el hormigón terminado y hay
    algo muy importante que es la relación que tiene el cemento con el agua.
    No hay que pasarse con el agua porque para el operario es mucho más fácil cuando el
    cemento está más aguado, porque lo puede conducir más fácil, no tiene que hacer fuerza
    y tiene que trabajar mucho menos.
    Pero para vos va a ser muy perjudicial echarle
    mucha agua al cemento porque pierde mucha calidad.
    Cuando uno se pasa con el agua pierde mucha calidad y esto es un punto que tenes que revisar.
    Si miras esa consistencia, esa consistencia es perfecta, ves?
    Donde lo tiras, se queda. Si tiene mucha agua se va a desparramar y
    muy duro tampoco es conveniente, porque no se hidrata la partícula de cemento. Entonces,
    esto que estas viendo ahí, eso es perfecto. Ahora, tendrán que moverlo con una pala,
    para poder conducirlo al lugar. Esto es, en general, es lo que no quiere hacer
    el operario porque lo hace hacer fuerza, sobre todo si está más duro que esto y si está
    más aguado, si le echa más agua, el hormigón penetra más fácil y prácticamente no hay
    que hacer ningún trabajo. Ese trabajo que está haciendo el operario,
    es importantísimo para que el hierro quede embebido perfectamente con el hormigón y
    no se humedezca con el correr de los años. Ahí va a sacar una madera seguramente que
    estaba sosteniendo los hierros, perfecto. Sacó la madera para que el hormigón se coloque
    por debajo del hierro. Muy bien.
    Medio litro de agua por cada kilo de cemento, esta es la proporción que tendrías que tener
    en la cabeza. Medio litro de agua por cada kilo de cemento,
    no te pases con el agua porque es muy perjudicial, muy perjudicial.
    Aquí vemos ya terminando. Ahí vemos ya todo concluido, a la espera
    de los muros. Ves? Midiendo los niveles ya para la próxima
    etapa que es la nivelación. Aquí vemos todo terminado y en el día de
    mañana, seguramente ya con el hormigón un poco más duro, ya se puede prácticamente
    comenzar con dos o tres filas no hay ningún problema.
    Ahí vemos todo terminado.
    muy linda porque durante casi toda la obra queda el corral y el replanteo hecho, y con
    estos caballetes por ahí hay que sacar esto caballetes y no queda el replanteo, no queda
    el replanteo hecho, se mueven los caballetes, el corral es mucho
    mas, a mi juicio es mucho mejor. ¿Cómo se hace este corral? Es muy simple, se hace un
    corral, tiene que ser, paralelo entre sí, y tiene que estar en
    escuadra, en escuadra con lo que se va a hacer, eso es muy importante, porque sino las medidas
    pueden ir modificándose y uno toma en esta línea, en esta línea blanca que vemos aquí,
    ve poniendo un clavo aquí para atar un hilo y luego va
    midiendo, pone otro clavo aquí, es decir, va poniendo clavos donde coincida las medidas
    que marca en el proyecto para ir teniendo esta línea, acá se ve
    perfecto, como, este hilo, nos marca la línea de la cimentación, así se va recorriendo
    toda la casa, todo el perímetro, ves como se va marcando, se ve perfecto y así se marca toda la casa. Es muy simple
    verdad, lo que si, no es simple es verificar luego, las escuadras, que ahora un poquito
    mas adelante vamos a ver como se hace. Muy bien, a lo largo de este video tutorial
    vamos a ir recorriendo con imágenes reales, parte de lo que vamos hablando, aunque no
    coincidan las viviendas, vamos a ir viendo poco a poco imágenes
    reales, en este caso ahí vemos un hilo, si se alcanza a ver, que es el mismo que el agrimensor
    nos ha indicado. A partir de ahí salen todas las líneas ortogonales y como vemos aquí,
    hay que tener sumo cuidado con la medianera del vecino,
    al hacer la excavación, porque precisamente el vecino tiene sus cimientos también, entonces
    no hay que tocarlos y hay que tener mucho cuidado al momento
    de la excavación. Aquí vemos el corral que comentábamos, ahí ves como rodea toda la
    casa en forma paralela y se ponen clavos ajustando los hilos que son los que sirven de guía
    a la excavación y a los muros los futuros muros, ahí se ve perfecto. Los
    hilos que van hasta el otro lado del corral, indicándonos el lugar preciso para hacer
    la excavación. aquí vemos parte de la excavación, en este caso es tierra bastante negra
    pero es muy compacta, ahora vamos a ver de que forma podemos darnos cuenta, cual es la
    profundidad de cimentación. Aquí vemos la zanja, el suelo es bastante duro, con lo cual,
    la zanja no se deforma y es fácil de poder hacer los cimientos allí.
    Aquí vemos la línea perfecta de cimentación y el corral que se ve perfecto y está muy
    bien realizado a parte. Aquí vemos una prueba de la compresión del
    suelo, si le pegas con un martillo el martillo no se marca en el suelo, podes considerar
    que es un suelo apto, del mismo modo, si querés clavar la para y no podes, o se clava solo,
    a penas un centímetro esta bien para poder cimentar,
    pero si tiras la pala y se clava bastante entonces te diría que no, que sigas profundizando
    la cimentación.
    Lo explican aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *