¿Donde se encuentra vitamina K?

alimentos con vitamina k

La vitamina K juega un papel importante ayudando a la sangre a coagular, previniendo sangramiento excesivo. A diferencia de muchas otras vitaminas, la vitamina K no es usada regularmente como un suplemento de la dieta.

La vitamina K es en realidad un grupo de compuestos. Los más importantes de estos compuestos son las vitaminas K1 y K2. La vitamina K1 es obtenida en su mayoría en vegetales verdes aunque se puede conseguir en otros vegetales. La vitamina K2 es un grupo de compuestos obtenidos en su mayoría en carnes, quesos y huevos y es sintetizada por bacterias.

La vitamina K1 es el suplemento de vitamina K más común disponible en los Estados Unidos.

Recientemente, algunas personas están observando la vitamina K2 para tratar la osteoporosis y pérdida de huesos inducida por esteroides, pero la investigación es inconclusa. En este momento no hay datos suficientes para recomendar el uso de vitamina K2 para tratar la osteoporosis.

¿Por qué las personas toman vitamina K?

Bajos niveles de vitamina K pueden aumentar el riesgo de hemorragias. Es raro encontrar deficiencias de vitamina K en adultos, en cambio, es muy común en niños recién nacidos. Es bastante común que los recién nacidos reciban una inyección de vitamina K cuando nacen. La vitamina K es usada también para contrarrestar los efectos de una sobredosis del Coumadin.

Si bien las deficiencias de vitamina K son poco comunes, puedes estar en riesgo si tu:

  • Tienes una enfermedad que afecte la absorción en el tracto digestivo, como el síndrome de Crohn o eres un celiaco.
  • Consumes medicinas que interfieren con la absorción de la vitamina K.
  • Estas severamente desnutrido.
  • Bebes alcohol en exceso.

En estos casos, un médico puede sugerir consumir algún suplemento de vitamina K.

Usos de vitamina K para el cáncer, para los síntomas de nauseas en las mañanas, para remover várices, no se ha determinado si ayuda para otras condiciones.

¿Cuánta vitamina K deberías consumir?

La ingesta recomendada de vitamina K, ya sea desde tu comida u otras fuentes se encuentra debajo. La mayoría de las persona obtiene suficiente vitamina K de sus dietas.

Grupo

Consumo adecuado

Niños de 0-6 meses

2 microgramos/día

Niños de 7-12 meses

2.5 microgramos/día

Niños de 1-3 años

30 microgramos/día

Niños de 4-8 años

55 microgramos/día

Niños 9-13

60 microgramos/día

Mujeres 14-18

75 microgramos/día

Mujeres 19 y más

90 microgramos/día

Mujeres embarazadas o amamantando (19-50 años)

90 microgramos/día

Mujeres embarazadas o amamantando (menos de 19 años)

75 microgramos/día

Hombres 14-18

75 microgramos/día

Hombre 19 y más

120 microgramos/día

No ha habido efectos negativos de la vitamina K en combinación con los niveles encontrados en la comida. Sin embargo, esto no desestima el riesgo de sobredosis. Investigadores no han determinado la ingesta máxima de vitamina K.

vvviiitttaaamk2

¿Puedes obtener vitamina K de la comida?

Algunas fuentes de vitamina K natural son:

1: Hierbas (albahaca seca)

Vitamina K 100g

Por cucharada (5g)

Por cucharadita (1g)

1714.5µg (2143% DV)

85.7µg (107% DV)

17.2µg (21% DV)

Otras hierbas con alto índice de vitamina K (%DV por cucharada):

  • salvia seca y tomillo seco (107%),
  • perejil fresco (82%),
  • cilantro seco y perejil seco (34%),
  • orégano seco (16%),
  • albahaca fresca (13%),
  • cebollín fresco (8%).

2: Vegetales verdes (col cocida)

Vitamina K 100g

Por taza (130g)

Por media taza (65g)

817µg (1021% DV)

1062.1µg (1328% DV)

531.1µg (664% DV)

Otros vegetales verdes con altos niveles de vitamina K (%DV por taza, cocidos):

  • col congelada (1433%),
  • espinacas congeladas (1284%),
  • hojas de mostaza (1037%),
  • espinacas (1111%),
  • repollo (966%),
  • hojas de remolacha (871%),
  • acelgas (716%),
  • hojas de nabo (662%),
  • hojas de diente de león (471%),
  • tallo de brócoli (272%).

3: Ensaladas de vegetales (cebolletas)

Vitamina K 100g

Por taza (100g)

Por cebolla (15g)

207µg (259% DV)

207µg (259% DV)

31.1µg (39% DV)

Otras ensaladas de vegetales altas en vitamina K (%DV por taza):

  • berro (339%),
  • endivias (144%),
  • radiquio (128%),
  • hojas de achicoria (108%),
  • lechuga romana (60%),
  • lechuga verde (57%),
  • lechuga roja (49%),
  • apio (37%),
  • rúcula (25%),
  • lechuga y pepino (22%).

GREEN_k

4: Repollo y coles (coles de Bruselas, cocidas)

Vitamina K 100g

Por taza (156g)

Por col (21g)

140.3µg (175% DV)

218.9µg (274% DV)

29.5µg (37% DV)

Las demás hortalizas del género de las coles con alto contenido de vitamina K (% VD por taza, cocidos):

  • brócoli (276%),
  • col (204%),
  • brócoli congelado (203%),
  • brócoli chino (93%),
  • col roja (90%),
  • Pak Choi (72%),
  • col cruda (60%),
  • la coliflor (22%).

5: Polvo de chile y especias picantes (polvo de chile)

Vitamina K 100g

Por cucharada (8g)

Por cucharadita (3g)

105.7µg (132% DV)

8.5µg (11% DV)

3.2µg (4% DV)

Otras especias con alto contenido de vitamina K (%DV por cucharada):

  • polvo de curry y paprika (7%),
  • pimienta de cayena (5%).

6: Espárragos, hinojo, puerro y okra (Esparrago, cocido)

Vitamina K 100g

Por taza (180g)

Por 4 espárragos (60g)

50.6µg (63% DV)

91.1µg (114% DV)

30.4µg (38% DV)

Otras verduras ricas en vitamina K (% VD por taza):

  • Espárragos congelados, cocidos (180%),
  • puerros, cocido (152%),
  • okra, cocido (80%) y de hinojo crudo (68%).

7: Encurtidos (pepinillos, dulces)

Vitamina K 100g

Por taza (170g)

Por pepinillo (35g)

76.7µg (96% DV)

130.4µg (163% DV)

26.9µg (34% DV)

Otros encurtidos ricos en vitamina K (% VD por encurtido):

  • eneldo encurtido (54%),
  • encurtidos agrios (38%),
  • encurtidos de rábano (16%) por cucharada.

8: Granos de soya (cocidos)

Vitamina K 100g

Por taza (94g)

Por media taza (47g)

70.6µg (88% DV)

66.4µg (83% DV)

33.2µg (42% DV)

Otros granos de soya ricos en vitamina K (%DV por taza):

Кvitamin_k_1

  • granos de soya (109%),
  • granos de soya rostizados (Edamame) (108%).

9: Aceite de oliva

Vitamina K 100g

Por cucharada (14g)

Por cucharadita (5g)

60.2µg (75% DV)

8.4µg (11% DV)

3.0µg (4% DV)

Otros aceites vegetales ricos en vitamina K (%DV por cucharada):

  • aceite de soya (32%),
  • aceite de canola (12%),
  • aceite de sésamo (2%).

10: Frutas secas (ciruelas)

Vitamina K 100g

Por taza (174g)

Por ciruela (10g)

59.5µg (74% DV)

103.5µg (129% DV)

6µg (7% DV)

Otras frutas secas ricas en vitamina K (%DV por taza):

  • arándanos (120%),
  • duraznos (31%),
  • higos (29%),
  • grosellas (15%).

¿Cuáles son los riesgos de tomar vitamina K?

Los efectos secundarios de la ingesta oral de vitamina K en dosis recomendados son raros.

Interacciones. Muchas medicinas pueden interferir con los efectos de la vitamina K. Entre ellas están incluidas los antiácidos, anticoagulantes, antibióticos, aspirinas y medicinas para el cáncer, colesterol elevado y otras condiciones.

Riesgos. No deberías ingerir suplementos de vitamina K a menos que tu doctor te lo indique. Las personas consumiendo Coumadin para problemas cardiacos, problemas de coagulación y otras condiciones que requieran que tengas un control detallado en tu dieta para controlar la ingesta de vitamina K. No deberías ingerir suplementos de vitamina K a menos que tu doctor te lo recomiende.

Causas de la deficiencia de vitamina K

Las causas más comunes de la deficiencia de vitamina K son la ingesta dietética insuficiente, inadecuada absorción y la disminución de almacenamiento de la vitamina debido a enfermedades del hígado, pero también pueden ser causados ​​por disminución de producción en los intestinos.

En los EE.UU., la deficiencia dietética de vitamina K es rara en individuos sanos, pero es relativamente común en los que están gravemente enfermos o que tienen ciertas condiciones crónicas. Por ejemplo, a menudo se observa en los pacientes ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos, los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia, los pacientes en diálisis crónica, y los pacientes que están en riesgo de desnutrición, tales como aquellos con una dieta pobre asociadas con el alcohol y/o abuso de drogas.

La mala absorción, especialmente la alteración de la absorción de las grasas debido a enfermedades tales como la fibrosis quística, la enfermedad celíaca, pancreatitis crónica o enfermedad de Crohn, puede causar la deficiencia de vitamina K. Enfermedades hepáticas cenestésicas como una obstrucción del conducto biliar o cirrosis biliar primaria también puede conducir a la mala absorción y una deficiencia en vitamina K.

vitamin-k2

Algunos medicamentos, como los antibióticos, antiácidos y medicamentos anticonvulsivos pueden interferir con la absorción de la vitamina K1, disminuir la cantidad de K2 producida en los intestinos, o causar la degradación de la vitamina K. Las dosis altas de aspirina pueden aumentar los requerimientos de vitamina K.

Las deficiencias en los recién nacidos están asociadas con enfermedades hemorrágica de los recién nacidos (también llamada hemorragia por deficiencia de vitamina K). Esto puede causar sangrado y hematomas y en casos graves, puede conducir a sangrado fatal en el cerebro.

La hemorragia por deficiencia de vitamina K solía ser una ocurrencia relativamente común que los recién nacidos que tienen bajos niveles de vitamina K cuando nacen, sus intestinos aún no han establecido la flora normal y la leche materna no les proporcionan mucha vitamina K. Además, si madre del recién nacido toma ciertos medicamentos durante el embarazo, tales como medicamentos anticonvulsivos, el niño puede sufrir de deficiencia de vitamina K al nacer.

Estas situaciones ya se han resuelto en gran medida con la práctica habitual de la administración de una inyección de vitamina K a todos los recién nacidos poco después del nacimiento según lo recomendado por la Academia Americana de Pediatría. Cuando una intervención quirúrgica es necesaria, los bebés también pueden administrar vitamina K antes del procedimiento para prevenir un sangrado excesivo.

Señales y síntomas

Las señales y síntomas asociados con la deficiencia de vitamina K pueden incluir:

  • Fácil amoretonamiento.
  • Supuración de nariz o encías.
  • Sangramiento excesivo de heridas, perforaciones o inyecciones.
  • Periodos menstruales de alto flujo.
  • Sangramiento desde el tracto gastrointestinal.
  • Sangre en la orina y/o en las heces.
  • Aumento del tiempo de protrombina.

Con enfermedades hemorrágicas en los recién nacidos, las señales y síntomas pueden ser similares a los listados anteriormente pero, en casos serios, puede incluir sangrado dentro del cráneo (intracraneal).

Se puede sospechar de una deficiencia de vitamina K cuando aparecen los síntomas listados anteriormente en personas que tienen mayor riesgo, como:

  • Personas que poseen una condición crónica asociada con la desnutrición o mala absorción de nutrientes.
  • Personas que han estado en tratamientos extendidos de antibióticos, los antibióticos pueden matar las bacterias que ayudan en la producción de la vitamina K2 en el intestino delgado.
  • Pacientes con enfermedades serias como cáncer o pacientes de diálisis o aquellos en unidades de cuidados intensivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *